BLOG

BLOG

20 mayo, 2020

LA ACELERACION DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Durante varios años hemos oído hablar de la transformación digital, y para ser sinceros en muchos casos no se pasó de la promesa de un mundo fantástico ofrecido por vendedores de humo. Afortunadamente hace ya un tiempo se pasó de la teoría a la práctica y los resultados empezaron a hablar por sí mismos.

El cambio se venía dando a un ritmo lento porque muchas compañías le dieron poca prioridad o en el mejor de los casos, lo veían como un plan a largo plazo. Sin embargo, el escenario generado por la pandemia ha acelerado la transformación digital poniéndola como prioridad y herramienta clave para superar el difícil momento.

Los efectos del COVID-19 tanto en el ámbito social como en el empresarial apenas han empezado a vivirse y es difícil predecir cuándo vamos a volver a la normalidad o si lo vamos a hacer. Es así como muchos hablan de un ‘nuevo normal’ en el que las compañías deberán adaptarse para continuar sus operaciones y asegurar su supervivencia a la vez que garantizan la salud tanto de sus empleados como de sus clientes.

Esta adaptación exige el rediseño de procesos para hacerlos más eficientes, no dependientes (ni de personas, ni de sitios, ni de papel) y lo más importante, que puedan ser ejecutados automática y/o remotamente.

Por una afortunada coincidencia, está situación se presentó en el mejor momento de la automatización robótica de procesos (RPA – Robotic Process Automation) junto con la explosión de la inteligencia artificial que combinados adecuadamente optimizan los procesos para darle a las compañías la capacidad de responder a los retos de la nueva realidad y tomar ventaja competitiva frente a aquellos que aún no deciden transformarse.

Sergio Estupiñan
Gerente

Volver